A- A A+

El futuro es incierto… hasta que lo creamos.

MCP José Luis López

 

 

Dedicado a mi hermano Diego, por su tenacidad en lograr lo que desea en esta vida. 

Este es uno de mis capítulos preferidos, en el mi idea es darte herramientas para que planifiques que querés que pase en tu vida, hacer que las cosas pasen como vos querés que pasen y no que pasen como pasen… ¿se entiende?

Cuando inicié mi formación como coach ontológico profesional una de las cosas que más llamó mi atención fue lo sencillo que era cumplir objetivos, si, leíste bien, SENCILLO, hasta ese momento mi creencia, y de un mandato familiar, era “no hay beneficio sin sacrificio” la cual no me fue muy funcional, dado que pensaba que debía sacrificarme para obtener lo que quería… y muy equivocado estaba… al comenzar a estudiar coaching pude observar que no hacía falta sacrificarse para lograr lo que quería en mi vida, luego, ya recibido y trabajando como coach me di cuenta que muchas personas tenían sueños para cumplir, personas que me contaban que perseguían objetivos y luego de esas conversaciones me quedaba pensando… Los sueños son solo eso, sueños, no tienen fecha, se habla en potencial, me gustaría cumplir el sueño de viajar por el mundo, de tener una familia, de crecer en mi empleo, y faltaba algo…. Una pregunta…. ¿Cuando? También al contarme que perseguían sus sueños me imaginaba a la persona corriendo y moviéndose para tratar de alcanzar ese objetivo, para tratar… y pensaba, y sin en lugar de perseguir objetivos ¿los alcanzaran? Es decir, me hacía mucho ruido la palabra perseguir, la tomaba como algo que se escapa, fue así que decidí que algo tenía que hacer para ayudar a mis clientes a cumplir sus sueños y alcanzar sus objetivos, entonces diseñe una serie de herramientas para que ellos pudieran concretar lo que querían en sus vidas, y hoy te las voy a presentar a vos…. Y para que te sea más sencillo las vamos a enumerar… 

Pero antes de pasar a las herramientas te quiero contar una historia… me gusta llamarla…. 

Ordenando el Placard… 

Esta es la historia de Lety, una amiga de años con quien compartimos oficina durante un tiempo. Como siempre su nombre no es real y se le pidió permiso para publicar este dialogo. Una mañana sonó mi teléfono...

Lety: Hola Pp.

Coach: Hola Lety ¿cómo estás?

Lety: Bien necesito que nos juntemos…

Coach: Cuando quieras,

Lety: Podes venir a casa

Coach: Si a qué hora

Lety: Tipo 4 está bien…

Coach: Ok a las 4 estoy ahí. A las 4 tocó timbre…

Lety: Hola amigo….

Coach: Hola amiga que pasa…

Lety: Tengo un desorden en mi cabeza que no doy más… ¿tomamos un café?

Coach: Si dale, (prepara el café y nos sentamos a conversar…) contame…

Lety: Necesito al coach, no al amigo…

Coach: Ok pero sabes que el coach no aconseja… ¿está bien?

Lety: Si por favor…

Coach: Bueno… ¿qué pasa?

Lety: A ver… por donde empiezo… no puedo ordenar mis ideas…el trabajo, la casa… mi relación con….estoy muy confundida….por otro lado, la propuesta de trabajo nueva… los chicos….no para de pensar…hay cosas que son importantes, no puedo separar lo urgente…me querés decir ¿qué hago????????

Coach: ¿Que se ocurre que podés hacer?

Lety: Si lo supiera no te hubiera llamado….

Coach: ¿Es para tanto?

Lety: No te das una idea son 20 millones de cosas y mi cabeza está por reventar…necesito paz… en el trabajo tengo nuevos proyectos, problemas con algunos clientes, dos empleados nuevos que no se están adaptando… mi hija con su adolescencia… mi ex…que no consigue donde vivir por que se le venció el contrato…y más y más y no sé por dónde empezar…

Coach: Mira Lety lo que me decís es muy complejo y yo pienso mejor cuando estoy haciendo algo….

Lety: ¿Que querés hacer?

Coach: A ver dejame pensar…mmmmm ya sé que te parece si vamos a tu cuarto?

Lety: ¿Me estas cargando? Para que querés ir a mi cuarto…

Coach: ¿No me pediste ayuda? yo quiero ayudarte… pero ayudame a ayudarte…

Lety: Ok, no te entiendo pero confío en vos… (llegamos a su cuarto)

Coach: Mira para poder ayudarte necesito pensar y yo pienso mejor cuando ordeno cosas… ¿me permitís ordenar tu placard?

Lety: Vos estas más loco que nunca… ¿no podes pensar tomando mate????

Coach: Yo quiero ayudarte, me hace bien pensar mientras ordeno… ¿me dejas ordenar tu placard?

Lety: Estas más que loco… como te vas a poner a ordenar el placard…hay cosas personales…no jodas dale tomemos un café y seguimos charlando…

Coach: mmm hagamos algo…. ordenemos juntos, es una buena terapia para cuando estas confundido, dale confía en mí… (me mira con cara rara y abre las puertas del placard).

Lety: Que tipo raro si no fueras mi amigo ya te hubiera sacado a patadas en el …..

El placard no está muy desordenado, tiene mucha ropa muchos cajones y hay una parte para vestidos…

Coach: Bueno Lety, ¿puedo acomodar los cajones???

Lety: Salvo el primero el resto todo tuyo, ya estamos acá que te voy a decir…

Comienzo a acomodar las remeras sin sacarlas del cajón… me mira raro… mientras seguimos charlando…Después sigo por sus vestidos sin sacarlos de donde están colgados…se dificulta pero pongo perchas sobre perchas… su humor cambia y medio enojada me dice…

Lety: Me querés decir qué hacés…

Coach: Acomodo tu placard…

Lety: Pero no estas acomodando nada… por el contrario lo estas desacomodando y dejando peor de lo que estaba…hombre tenés que ser….(saca los vestidos del placard, los separa, y comienza a guardar de a uno…)

Lety: Así se hace amor, no quiero pensar como está tu placard…

Coach: Bueno Lety yo sigo con las remeras entonces…

Lety: No, no pará, no toques más, no tenés ni idea de lo que es un placard de una mujer…

Coach: Hagamos algo Lety traigo unos mates mientras acomodas el placard ¿querés?

Lety: Dale pero yo te voy a enseñar cómo se acomoda un placard…

Traigo los elementos me siento en un sillón que tiene al costado de su cama y miro como comienza a sacar todo del placard…

Coach: Lety ¿cómo haces para acomodar el placard con toda la ropa que tenés???

Lety: Mira en realidad lo acomodo una vez por mes… saco todo, miro lo que sirve lo que no sirve, lo que es de invierno, lo que es de verano, hay cosas que regalo porque no uso, pongo lo que más uso cerca, el resto más abajo…si no lo hago una vez por mes es un desastre…al mantenerlo no me cuesta tanto…

Dobla sus prendas, separa algunas, otras las pone para regalar, encuentra un vestido que hacía mucho que no usaba… luego sigue por los cajones ordena uno por uno sacando todo de ellos..

Coach: Lety ¿te puedo hacer una pregunta?

Lety: Si decime…

Coach: ¿Por qué sacaste todo del placard????

Lety: Primero porque tengo un amigo que está cada vez más loco… y segundo porque amor no podes ordenar un placard si no sacas todo, es la única manera que quede bien, fijate que hasta me quedo más lugar después de separar lo que voy a regalar…

Coach: Entonces ¿es una técnica?

Lety: Si podés llamarlo así, una técnica para ordenar placares…jajajajaja

Coach: ¿Te puedo hacer otra pregunta…?

Lety: Si, me estas volviendo loca hoy…

Coach: ¿Esta misma técnica la podes usar para ordenar tu cabeza con todos los temas que tenés…? (se sienta en la cama con un pantalón en sus brazos y me mira…)

Lety: ¿Cómo? no te entiendo…

Coach: Es decir.. Si para ordenar tu placard me enseñaste que hay que sacar todo para poder ordenarlo… ¿no podrías hacer lo mismo con todos esos temas que te preocupan?

Lety: Sería bueno… pero mi cabeza no la puedo abrir y sacar todo afuera…

Coach: Ok literalmente no…pero pensá cómo podrías sacar todos esos temas y verlos con mayor nitidez…

Lety: Podría escribirlos ¿no?

Coach: Si podrías… ¿y qué te permitiría eso?

Lety: Verlos de otra manera…

Coach: Así es Lety querer ordenar todos los temas que tenés en la cabeza sin sacarlos de ella, es como querer ordenar el placard sin sacar la ropa…se puede, quizás sí, pero será más trabajoso y no creo que puedas ver todo como viste el vestido que tenías para regalar…la ropa de invierno. Hagamos un paralelismo con el placard y las cosas que tenés en la cabeza, ¿Qué hiciste con el placard?…

Lety: Saqué todo… y vi qué tenía y que quería conservar, al sacar todo elegí qué acomodar primero…

Coach: Bien, muy bien, y qué podrías hacer con los temas que tenés en la cabeza y no podés ordenar…

Lety:¿Escribirlos?? Si creo que escribirlos me permitiría ver cuáles son los que tengo que acomodar primero…

Coach: Así es…y cuando ordenaste el placard ¿qué cosas viste…?

Lety: Vi ropa que no usaba y ocupaba lugar…

Coach: Qué más…

Lety: Vi ropa de invierno que puse más arriba dado que no la voy a usar por un tiempo…

Coach: Entonces que pensás que puede pasar cuando escribas todos los temas que tenés en la cabeza…

Lety: Creo que me va a permitir saber cuáles son las prioridades… es decir… qué es lo que debo resolver primero, y qué segundo… y así sucesivamente…

Coach: Tenerlos escritos delante tuyo te va a permitir darles prioridades..

Lety: Si, eso es verdad, y hasta tal vez me encuentre con alguno que deba tirar, o regalar…va regalar, quizás deba delegar en alguien…

Coach: Bien… ¡muy bien!!!!!!! ¿Te animas a hacer la lista?

Lety: Si claro…

Coach: Entonces qué te parece si salimos de tu cuarto y hacemos la lista de los temas…

Lety: Dale… gracias Pepon…me encantó lo del placard… mañana si tenés tiempo venís y ayudas a mi hija con el ¿suyo???? jajajajaja

Coach: Adolescente…. Nooooooooooo paso jajajajaja 

En ocasiones solemos estar confundidos, esto se debe a la cantidad de cosas que debemos manejar constantemente, tanto a nivel laboral como personal, como Lety muchos de nosotros queremos ordenar nuestras ideas sin antes sacarlas de nuestra cabeza… y como a Lety los temas nos abruman de tal manera que hasta pueden llegar a paralizarnos…te invitamos a que cuando te encuentres preocupado por varios temas simultáneamente tomes un lápiz y una hoja y los plasmes en ella… 

El método se llama OEP (Ordenado el Placard) y consiste en:

 

Paso uno: 

Escribir todos los temas que queremos ordenar en una hoja, no importa el orden, solo escribe a medida que vienen a tu mente…

 

Paso dos: 

Escritos, léelos y asigna prioridades a cada uno, es decir, coloca a su lado la prioridad que crees que tiene cada uno para su resolución.. 1, 3, 6…. 

 

Paso tres: 

Una vez que lo hayas hecho has nuevamente la lista colocando a cada uno en el orden de prioridad que le diste anteriormente… Luego verifica que el orden que le diste realmente sea concordante con la prioridad que tiene, si te das cuenta que no es así… repite el paso dos nuevamente…

 

Paso cuatro: 

Si realizaste cambios de prioridades en la lista vuelve a armarla con las nuevas prioridades y así tendrás el orden que debes darle a los temas que te preocupan…

 

NOTA IMPORTANTE: Suele pasar al utilizar este método que te das cuenta que hay temas que pueden ser delegados a otras personas y no necesariamente debas resolverlos vos.

 

Paso cinco: 

Revisa que los temas que te preocupan sean TUYOS, es decir, que realmente dependan de vos. Si observas algún tema que no me corresponde debes eliminarlo de la lista, no cargues mochilas que no son tuyas, solo te traerá dolor de espaldas…

 

Interesante ¿no? Bueno a continuación te pasamos algunos tips para que tengas en cuenta al momento de planificar… 

P.P.A Parar, Pensar y Actuar. 

Normalmente actuamos, luego paramos y por ultimo pensamos. Si querés que en tu vida pase lo que querés que pase, y no que pase lo que pase… aprende esta sigla. 

Esto te ayudará a no tirarte al vacío, a sentarte y decidir que querés hacer y qué rumbo es el que tenés que tomar.

 

P.A.R Planificación, Acción y Resultado. 

Nuestros resultados son la consecuencia de nuestras acciones, y nuestras acciones sin un plan nos pueden dejar en un lugar que no queríamos. Como con Lety, te pido que pongas tu plan en papel, o lo hagas en tu computadora, querer ordenar nuestras ideas en pos de un objetivo en nuestra cabeza, es dejar librado a nuestra memoria nuestros resultados.

 

O.P.E Objetivo, Plan, Ejecución

Cuando planificamos es porque tenemos un objetivo en mente, tu plan debe estar alineado a ese objetivo, un plan son los pasos que deberíamos realizar para concretar lo que deseamos… pero no te olvides de ejecutarlo. Desde hace casi 20 años asesoro empresas y éstas suelen tener objetivos y un plan, pero también les suelen faltar líderes que los ejecuten y los lleven adelante. Se vos el líder de tu plan, o si tienes la responsabilidad de liderar, motiva a tu equipo a alcanzarlo.

 

Q.T.P Quiero, Tengo, Puedo

Es una de mis preferidas. La llamo la herramienta que mata la inacción. En ocasiones cuando queremos lograr algo y no lo estamos haciendo, nos contamos historias… historias que justifiquen porque no lo estamos logrando y es aquí donde se puede aplicar el QTP, ¿Qué Quiero? ¿Qué recursos Tengo? Y con lo que tengo, aunque sea poco, ¿qué Puedo hacer?

En la obra de Alicia en el país de las maravillas, Alicia llega a un punto dónde donde el camino de (se) divide y le pregunta al gato…

--¿Te importaría decirme, por favor, qué camino debo tomar desde aquí?

--Eso depende en gran medida de adónde quieres ir, -

--¡No me importa mucho adónde...! --dijo Alicia. –

--Entonces, da igual la dirección --dijo el Gato. Añadiendo: ¡Cualquiera que tomes está bien...!

Aquel que no sabe a dónde se dirige, llega a donde no quiere y consigue lo que no necesita…

 

¿Tienes objetivos? O ¿metas? Entonces debes tener un plan.

Imprimir

Browse top selling WordPress Themes & Templates on ThemeForest. This list updates every week with the top selling and best WordPress Themes www.bigtheme.net/wordpress/themeforest